Circunstancias

circunstanciasCircunstancias de la vida me han llevado a dormir en una cama un poco más baja que la mía, un poco más ancha que la mía y a cuarenta y seis kilómetros con setecientos metros de la mía. Como soy un animal de costumbres… …sigo durmiendo en la misma postura y del mismo lado. Frente a mis ojos, justo antes de cerrarlos, donde antes había una ventana ahora está la Enciclopedia Salvat de la Fauna, eso es nuevo.

Nunca habría pensado que la Enciclopedia Salvat de la Fauna pudiera ayudarme tanto. ¡Y sin abrirla! Da mucha paz esa imagen: 31 tomos encuadernados en granate con las letras blancas. Los tomos del 1 al 21 están ordenados numericamente de menor a mayor y perfectamente verticales. Los tomos siguientes están desordenados e inclinados apoyándose los unos en los otros. Dándome a mí, y al mundo entero, un bello ejemplo de solidaridad en el equilibrio inestable —desde que yo los miro, ninguno ha comido terreno a los otros y ninguno se ha caído de la estantería.

Quiso el destino que anoche cediera este servidor a la tentación de ordenar los volúmenes que estaban desordenados —dejándolos inclinados, eso no me molesta— y fue entonces cuando descubrí que faltaba el 24. Y que estaba repetido el 8.

Me entregué al sueño navegando entre la posibilidad de que el 8 fuera en realidad el 24 disfrazado, preguntándome si el veinticuatro sería Africa como el 23 y anteriores o Sudamérica como el 25 y posteriores. Y así visité camas situadas a distintas alturas que la mía, de distintos anchos y son distintas ventanas enfrente.

Acabé en la mía.

Cuando amanecía.

Raro como un tomo repetido en una enciclopedia.
Impreciso como un continente no descrito.

Sonó el despertador y yo me levanté.
Ausente, como el maldito 24.


¿Qué es a7manos? La imagen es de María Abalo


Si te ha gustado este post…

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Entradas que te pueden interesar:

6 comentarios sobre “Circunstancias

  1. JM, tratándose de Oscar, tanto la realidad como la ficción se superan a sí mismas.

    Lo siento, yo no te puedo dar pistas. Sobre todo porque, en mi caso, parece que le está intentando dar emoción al asunto 🙂

    (O tal vez yo sea un ente inexistente, nunca se sabe…)

  2. Despues de conocer como se conocieron Oscar y Orti, ardo en deseos de ver como os ha conocido a los demas. jejejeje. Mi imaginación creo que puede ser superada por la realidad

  3. Muchas gracias, JMCM.

    No es mi link lo que no funciona, es otra cosa… (creo)

  4. Q bueno el post y la foto.
    Osacar NO funciona el link de María Abalo y cada nuevos post lo intento.

  5. No hay duda, el 24 es Sudamérica como los anteriores, porque si no ¿dónde quedó la fauna andina y patagónica: los pingüinos, elefantes marinos, guanacos, maras y caiquenes? (de todos ellos te puede dar cuenta tu otra mano).

    No me pude resistir y me levanté a ver cual era el tomo perdido.

Comenta, me interesa lo que opinas