Acreedores y deudores

c-3

Hay varias maneras de clasificar a las personas que forman la humanidad. la primera de ellas entre los que han leído El Señor de los Anillos y los que no. Hoy no voy a comentar esta. La segunda es entre quienes veneran a Audrey Hepburn y quienes adoran a Marilyn Monroe. Tampoco analizaré esta ahora.

Me interesa la tercera: los acreedores y los deudores.

Los acreedores son aquellos que sienten que merecen más. Por ser ellos quienes son. Entran a una tienda y esperan que les atiendan con solicitud. Entran en una fiesta y esperan que los miren, que hablen de ellos. El  mundo entero debería hacer una manifestación pública de reconocimiento. O una reverencia o algo. Los acreedores sienten que el mundo está en deuda con ellos por lo que aportan, por eso piden. Van por la vida con una afirmación y una pregunta, a veces latentes y a veces explícitas:

Afirmación: Vaya mierda de silla.

Pregunta: ¿dónde está mi trono?

Los deudores dan las gracias. A menudo. Empiezan el día y saben que se lo tendrán que currar, pero les parece bien. Agradecen que salga el sol, también que llueva si llueve. Consideran que será una suerte cualquier cosa que consigan porque ellos al fin y al cabo tampoco merecen nada especial, y sus talentos y sus trabajos son más o menos como los de los demás. Los deudores se sienten en deuda con el mundo por lo que han recibido, por eso dan. Van por la vida con una afirmación y una pregunta, a veces latentes y a veces explícitas:

Afirmación: Qué maravilla de silla.

Pregunta: ¿A que parece un trono?

 

Publicado en a2manos el 05/03/2007

Entradas que te pueden interesar:

Comenta, me interesa lo que opinas