Ironías de la Vida

El Blog de Rivilla

Piscina

Piscina

Hay veces que me dejo libre, ad libitum. Pero cuando llevo un tiempo asalvajado me surgen cierto desasosiego y la necesidad de alguna pauta. Entonces me autorregulo, con benevolencia. Y me impongo alguna rutina porque, si no, me desquicio. Una de las rutinas a las que me someto de tarde en tarde es entrar enLeer más sobre Piscina[…]

Llueve

Llueve

Tengo la vida como el dormitorio: amplio, buena vista… pero con algunas goteras. Me gusta que llueva. Por el olor, por la cadencia, por la luz tamizada… y me gusta porque con ella, con la lluvia, se disimulan mejor las melancolías. “No, no me pasa nada: es el tiempo”. He estado tres días sin conexiónLeer más sobre Llueve[…]

Arena

Arena

Me recorren ríos de arena. Y yo, la verdad, preferiría tener sangre. De esa roja, corriente y vulgar, la de toda la vida. La de la vida, en general. Es más cómodo para las transfusiones. En el ambulatorio: — ¿Grupo?, pregunta la enfermera. —Caliza, respondo yo. —Aurora, ven a atender al señor (con retintin) yaLeer más sobre Arena[…]

Ola de pan ahora

Ola de pan ahora

Si puedo elegir, llámame ola. Ni río, ni estanque, ni grifo, ni mar, prefiero ola. Si puedo elegir, llámame pan. Ni costilla, ni fresas, ni azúcar, ni sal, prefiero pan. Si puedo elegir, llámame ahora. Ni ayer, ni mañana, ni pronto, ni después, prefiero ahora. Publicado en a2manos 09/08/2007

Invierno

Invierno

Se va acercando sigilosamente el invierno. Esta mañana ya no apetecía ir en el coche con la ventana abierta. Las plantas de la terraza, con las que este año me he esmerado poco, se van poniendo el pijama marrón, preparándose para la noche larga. Confían, es muy probable, en encontrar al despertar a un tipoLeer más sobre Invierno[…]

Tiempos

Tiempos

—Me apetece estar contigo mañana —dijo ella. —Malditos tiempos verbales —pensé yo. Se va el bus. Se van en él el conductor, tres noctámbulos de Moratalaz y algunos de mis sueños recogidos en una falda tubo y un suéter de cuello vuelto. Girarán un rato por Madrid y acabarán en la cochera. Los sueños siempreLeer más sobre Tiempos[…]