Ironías de la Vida

El Blog de Rivilla

Llueve

Llueve

Tengo la vida como el dormitorio: amplio, buena vista… pero con algunas goteras. Me gusta que llueva. Por el olor, por la cadencia, por la luz tamizada… y me gusta porque con ella, con la lluvia, se disimulan mejor las melancolías. “No, no me pasa nada: es el tiempo”. He estado tres días sin conexiónLeer más sobre Llueve[…]

Trámites y golondrinas

Trámites y golondrinas

Las migas sobre el mantel.
Las estrellas ahí arriba.
Los lunares en tu espalda.

Han llegado las noches suaves de verano, con esa cadencia que tanto me gusta.

Se han caído unas cuantas notas del piano. Unas corcheas de la escala de Si bemol. Cojo la escoba. Las recojo. Leer más acerca de Trámites y golondrinas

Absolución

Absolución

Hoy me absuelvo por falta de pruebas. Y, de paso, me disuelvo en la neblina del cansancio. Hoy están de puente el juez, el abogado y el fiscal. La señora de la limpieza y el conserje. Hace fresco, no se crean. He puesto el traje de Supermán en el programa caliente y me ha salidoLeer más sobre Absolución[…]

Arena

Arena

Me recorren ríos de arena. Y yo, la verdad, preferiría tener sangre. De esa roja, corriente y vulgar, la de toda la vida. La de la vida, en general. Es más cómodo para las transfusiones. En el ambulatorio: — ¿Grupo?, pregunta la enfermera. —Caliza, respondo yo. —Aurora, ven a atender al señor (con retintin) yaLeer más sobre Arena[…]

Ola de pan ahora

Ola de pan ahora

Si puedo elegir, llámame ola. Ni río, ni estanque, ni grifo, ni mar, prefiero ola. Si puedo elegir, llámame pan. Ni costilla, ni fresas, ni azúcar, ni sal, prefiero pan. Si puedo elegir, llámame ahora. Ni ayer, ni mañana, ni pronto, ni después, prefiero ahora. Publicado en a2manos 09/08/2007

Cuando me pongo trascendental…

Cuando me pongo trascendental…

…la cago.

Lo tengo más que comprobado. Leer más acerca de Cuando me pongo trascendental…

Tarima flotante

Tarima flotante

La vida es como la tarima flotante. En colocar cierta pieza pequeña, por ejemplo una esquina, tardas un montón: tienes que medir, cortar, presentar, volver a cortar porque no tuviste en cuenta esto o lo otro… Y en cambio algunas piezas grandes entran a la primera, sin esfuerzo. Lo primero que se te ocurre esLeer más sobre Tarima flotante[…]

Invierno

Invierno

Se va acercando sigilosamente el invierno. Esta mañana ya no apetecía ir en el coche con la ventana abierta. Las plantas de la terraza, con las que este año me he esmerado poco, se van poniendo el pijama marrón, preparándose para la noche larga. Confían, es muy probable, en encontrar al despertar a un tipoLeer más sobre Invierno[…]

Acreedores y deudores

Acreedores y deudores

Hay varias maneras de clasificar a las personas que forman la humanidad. la primera de ellas entre los que han leído El Señor de los Anillos y los que no. Hoy no voy a comentar esta. La segunda es entre quienes veneran a Audrey Hepburn y quienes adoran a Marilyn Monroe. Tampoco analizaré esta ahora.Leer más sobre Acreedores y deudores[…]

Me da por pensar que…

Me da por pensar que…

c

El cuerpo humano es el único instrumento musical que se afina a la vez que se toca.

Leer más acerca de Me da por pensar que…

Mesa

Mesa


Tengo un jarrón vacío encima de la mesa.

Tengo dos jarrones en realidad.

No tengo calor. Ni tengo frío.

Un paquete de clines para sonarme cada vez que mi alergia quiera. Leer más acerca de Mesa

Tiempos

Tiempos

—Me apetece estar contigo mañana —dijo ella. —Malditos tiempos verbales —pensé yo. Se va el bus. Se van en él el conductor, tres noctámbulos de Moratalaz y algunos de mis sueños recogidos en una falda tubo y un suéter de cuello vuelto. Girarán un rato por Madrid y acabarán en la cochera. Los sueños siempreLeer más sobre Tiempos[…]

¿Dónde te has metido?

¿Dónde te has metido?

En el cuarto de baño hay un alicatado blanco. Baldosines muy pequeños, como los de piscina. Más o menos. La mayoría son blancos, pero hay algunos, salteados, de varios colores. Uno de mis entretenimientos es reconocer el patrón, la secuencia que forman los pocos de colores dentro de los muchos blancos. La otra mañana C.Leer más sobre ¿Dónde te has metido?[…]

Gominolas

Gominolas

Mano morasNo he podido resistir la tentación de comerme un par de gominolas.

Exactamente 5.

5 es una cifra extraña para formar “un par“. Leer más acerca de Gominolas

Perdón por el desorden

Perdón por el desorden

Yo soy así. Aunque me pese. De andar, no de llegar. De buscar, no de encontrar. Yo soy así. Más o menos. O eso creo. Perdón, perdón por el desorden.

Conversación de domingo

Conversación de domingo

Estábamos picando unos tomates para la paella. Con dos delantales pero un solo cuchillo. Si uno de los cocineros tiene 7 años, como es el caso, es más prudente que sólo haya un cuchillo.. —¿Papá, lo que tiene mi hermano es la enfermedad del pollo? —No hija, es la edad del pavo. —Ah, eso. PublicadoLeer más sobre Conversación de domingo[…]

Edredón

Edredón

En una casa con gente un edredón es un edredón. En una casa fría y silenciosa un edredón es una mujer desnuda. En una casa fría y silenciosa un edredón de plumas es una madre. Publicado el 11 de noviembre de 2005.

A %d blogueros les gusta esto: