Leer los charcos

Me doy una vuelta por los diarios y no me interesa mucho lo que cuentan. Porque detrás de titulares brillantes hay textos muy poco enjundiosos, se me ocurren muchas preguntas que no ha contestado el periodista, la mayoría evidentes.

Me doy una vuelta por YouTube y los vídeos más vistos son patochadas y fútbol.

Me llegan actualizaciones de Facebook y la mayoría son: “Me estoy cortando el pelo” o “¡Pantalones nuevos, yuhu!” 
No es que haya que estar en plan existencial todo el día pero… demasiado rápido, demasiado pobre.
Exceso de información, escasez de emoción.
Así que
dejaré el teléfono móvil en casa,
bajaré a la calle,

y caminando despacio,

me pararé a leer algún charco.

A ver si…

…encuentro a alguien

aquí,

dentro.

Entradas que te pueden interesar:

Comenta, me interesa lo que opinas