Haz como que no estás

cortinaHaz como que no estás, como que no me ves, como que no me vas a leer.

Sí, ya sé que esto es para ti. Pero haz como que no estás. Al menos mientras escribo.

¿Por qué?

Si pienso en que me vas a leer, acabo leyéndome con tus ojos. ¡Si no soy capaz de mascar chicle y pedalear al mismo tiempo! ¿cómo voy a escribir con mi mano y leer con tus ojos a la vez? Malabarismos. Empiezo a cambiar verbos, a tropezar con cada adjetivo, a perseguir sinónimos improbables, exquisitos, esquivos… y me vengo abajo, me aturullo, me sale un churro.

Eres Maria Moliner con vaqueros, eres mi profesora de Literatura de 3º. Tú con tu blusa blanca calada, Calada del latín estar llena de agujeritos, no confundir con calada del griego empapada, estar llena de agua. Tú mirando por encima del hombro. Y hay días que interpreto tu sonrisa como aliciente y otros como indulgencia, según me da.

Haz como que no estás, como que no te importa, quédate en ese limbo tuyo mientras te escribo. Dormida.

Y así te podré contar cosas íntimas como la luz del sol que rebota en las hojas de los árboles y pinta arabescos en las cortinas. No me mires. Todas las cortinas, de todas las ventanas, de todas las mañanas… tantos soles rebotando en tantas hojas de tantos árboles.

Aquí y ahora.

En el recuerdo.

Haz como que no estás.

 

Entradas que te pueden interesar:

2 comentarios sobre “Haz como que no estás

  1. Qué precioso.
    Para que sigas escribiendo cosas taaaan bonitas, yo también, por si acaso, me haré la dormida, no vaya a ser.
    Zzzzzzzzzzz………..

  2. Tanto tiempo, sin leerte. Como echo de menos tus escritos, tus palabras llenas de nostalgia algunas veces, sabiduría otras, pero siempre con un sentido de la amistad y cariño, que tengo el privilegio de saberte próximo.
    Sigue , y recopila todo lo andado , para seguir disfrutando de ti.

Comenta, me interesa lo que opinas