Pérez

El sábado estuve grabando una adaptación del cuento del Ratón Pérez. Se me olvidó registrar un estornudo a la actriz que hacía de niño.

Cuando lo escuché el domingo me acordé. Hacer venir a alguien al estudio sólo para que estornude me parece una crueldad y un despilfarro. Probé con mis propios estornudos pero no podía camuflarlos para que parecieran de niño. Hoy le he propuesto a C. grabarlo y le ha encantado la idea. ¿Explotación infantil? Espero que no.

He cogido un poco de pimienta molida de la cocina y me la he metido yo en la nariz para que viera cómo la pimienta hacía estornudar y no provocaba daño. He estornudado profusamente y al echar un poco de pimienta en la mesa me he dado cuenta de que estaba enseñando a mi propia hija a esnifar. Sin billete, eh, con una pajita de las que usa por la mañana para el colacao.
Pues por mucha pimienta que se ha metido en la nariz no ha conseguido estornudar. “Me pica mucho, pero nada”. Luego he cogido una pluma de paloma que usó Cervantes durante el verano. He vuelto a probar yo primero. Soy incapaz de resistir las cosquillas que provoca una pluma en la nariz, me vuelve loco. En cambio a C. no le hace efecto. Por más que le hacía cosquillas no se inmutaba, ni rastro del ansiado estornudo. ¿Es mi hija insensible nasal?.

Veía que se ponía triste por no poder participar en la grabación del cuento de uno de sus héroes infantiles, así que la he dejado impostarlo. No lo ha hecho mal, la verdad. Le faltaba fuerza pero al editarlo en el ordenador da el pego.

El cuento de Pérez ya tiene su estornudo. Ya me puedo ir a acostar tranquilo.

2 comentarios sobre “Pérez

  1. Ahora ya sabes el truco que de verdad hace estornudar, incluso al más insensible…

  2. Pues está bien que los padres les enseñen cosa a los hijos, que luego por ahí lo aprenden de cualquier manera.

    Insensible nasal? que horror! yo no podría prescindir de ese sentido y las cosquillas son un bien de la naturaleza, tu sabes, se empieza con unas cosquillitas y … La vida es bella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *