Los que vengan detrás, que arreen.

IMG_5105

—La prensa está que da asco ultimamente. Da asco lo que cuentan, dan asco los protagonistas y dan asco también los guionistas. Llevo casi cincuenta años leyendo el periódico cada mañana, a mí que no me jodan, es un poco tarde para cambiar. Por eso me tengo que refugiar en la única sección que permanece fiel a un estilo, la única sección que no me encabrona, que dice siempre la verdad, austera en los contenidos, rigurosa, exenta de manipulaciones. Está feo que lo diga, pero a mi edad las necrológicas me dan mucha alegría: mientras pueda leerlas es seguro que no apareceré retratado en ella. Eso es buena señal. Mi tapita, mi vinito y mis necrológicas, con esto el día se me hace menos cuesta arriba. Y los que vengan detrás, que arreen.

Entradas que te pueden interesar:

Comenta, me interesa lo que opinas