4 comentarios sobre “La mano que come

  1. Me encanta…

    Me gusta desde que era pequeñito, en su versión española…
    Cuando mi madre hacía las albóndigas, no podía resistir hincar el tenedor en la carne cruda.

    Mi madre siempre aprovechaba para preguntarme por el toque de sal .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.