Dejó el futuro

lloviendoDejó el futuro una cuenta pendiente
una ronda sin pagar.
Y tendida en una cuerda al sol
una camiseta mojada de esperanzas.

Dejó el futuro una chica decente
una isla sin mar
Y entre las sábanas de un libro
un crisantemo crece de añoranzas

Dejó el futuro una maleta vacía
una carretera llena
que lleva al mismo bar
Y al calor de la lámpara
una página que no quiero pasar

Dejó el futuro, para después
un loco, un mar y un desatino
una maleta sin facturar
un gato con tres pies
una sonrisa manchada de vino
una nuca diseñada
para, pegado a ella, soñar.

Oscar Perversa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *