Botas

botasMiro las botas emparejadas al lado de la cama.

Sucias. Viejas.

No pueden disimular, llevan muchos caminos a cuestas.

Si me quedo en silencio parece que respiran. No apuntan hacia mí, sino hacia la ventana, hacia el exterior. Como el perro que araña la puerta para que lo saquen, mis botas siempre están dispuestas. Soy yo quien duda, ellas nunca se pararon en seco ni se negaron a saltar. Soy yo quien tiene miedo.


¿Qué es a7manos? La imagen es de Orti


Si te ha gustado este post…

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Entradas que te pueden interesar:

3 comentarios sobre “Botas

  1. Al levantarte y ponertelas ¿que ha pasado? ¿Te han sacado de paseo?, ¿te han obligado a saltar? o ¿se les ha contagiado el miedo?
    Si funcionan paténtalas.

Comenta, me interesa lo que opinas