Las cosas de la abuela Themis (I)

Mi abuela se llamaba Themis. Su nombre completo era Atlántida Themis. Hermoso. Su padre era socialista de los de verdad y no quería saber nada de nombres católicos. Mi abuela era un ser tan fascinante como su nombre y la más apegada a la vida de las personas que he conocido hasta hoy. Mañana, quién sabe. En casa recopilamos sus frases y las guardamos en la memoria, lo que a veces produce deformaciones divertidas y/o polémicas cuando las sacamos a pasear.

La última que escuché y entonces registré con mimo en la memoria -está tan fresca que es imposible deformarla- fue esta:

«La casa es una caja. No se puede estar todo el día metido en la casa porque nos vamos a pasar siglos metidos en una caja».

Un canto a la vida, a la libertad, a la independencia. Mi abuela era así. Ya verán ustedes.

1 comentario sobre “Las cosas de la abuela Themis (I)

  1. ¿ Vuelve esto a ser a dos manos, o es una colaboración especial?. Te echabamos de menos. Una grqn mujer tu abuela, una gran suerte la tuya. Esos genes marcan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.