1 comentario sobre “

  1. Pues calla, algunos a pesar de tu silencio, o quizá por eso mismo, te escuchamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *