Preferencias

No es fácil escribir cada día. Escribir algo distinto, quiero decir.

Si hubiera elegido publicar números sería más sencillo.
Porque los hay a millares… y a millares de millares.
Mira, ahora que pienso en números…
Me concentro en qué número me llevaría a una isla desierta.
Me quedo con e y con pi. Por imprevisibles. Por inexcrutables. Porque no se repiten.
Si yo fuera un número me gustaría ser pi. Ó e. Ó 23.

También podría llenar cada post con una palabra.
Abrir el diccionario y mirar.
Esta noche me quedaría con amalgama.
Porque me transporta a mezcla, íntima mezcla. A estar de acuerdo, a sintonizar.
Y porque tiene cuatro aes y es casi un palíndromo.
Por bonita: amalgama.

Entradas que te pueden interesar:

4 comentarios sobre “Preferencias

  1. Por si no te habías dado cuenta ese número es tu nombre al revés. Es natural que te guste. Pienso que en una isla desierta phi puede ser más entretenido que un libro de crucigramas.
    Salud Iph

  2. A mí me gustaría ser el número phi, aunque es un número que me da miedo. Phi = 1’61803398874989…

    Éste número controla el mundo, las espirales de las galaxias, los pétalos de las flores, la longitud de nuestros brazos y piernas, la estructura de nuestro ADN…

    Los griegos lo llamaron la Proporción Aurea y la usaban, por ejemplo, en su arquitectura y su escultura.

    Yo simplemente lo llamo DIOS. Es el número que controla el universo y me da miedo.

  3. Lo difícil no es encontrar el motivo del que escribir cada día. Lo difícil es encontrar el tiempo para ello.

    Tú eliges amalgama. Yo prefiero bonita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.